A veces, los jardines despoblados del invierno nos regalan imágenes como esta: un padre y un hijo dando un paseo mientras hablan sobre sus cosas. Recuerdo las conversaciones con mi padre, cuando de pequeño estaba todo por descubrir y sus palabras eran para mi ciertamente estimulantes. De aquellas charlas aprendí a ser consciente de mi valor como ser humano y de la importancia del respeto, con uno mismo y con los demás. El crítico y escritor británico John Ruskin (1819-1900) dijo: “Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía”.