Lo que en otro tiempo tuvo un gran valor, hoy día no son más que baratijas. En un pequeño puesto del mercado se venden objetos que quizá en algún momento tuvieron significado y que están a la espera de volver a tenerlo.