Teléfonos inteligentes y portátiles no faltan en nuestras mochilas y bolsas de viaje. Todo el mundo está conectado. La tecnología nos mantiene comunicados aunque nos mantiene lejos, es la idea que el visionario McLuhan había tenido de la idea global y que ya es realidad. Pero, ¿estamos realmente más comunicados?