Segovia acostumbra a sorprendernos con imágenes de otros tiempos, como si la ciudad se recreara en su pasado fugazmente. Ciertamente, esta fotografía del paso de un automóvil por el empedrado pudo haber sido tomada en los años sesenta o setenta. Si prestas atención, Segovia tiene el detalle de regalarte fotogramas.