¿Cómo se ve el mundo a semejante altura, tan a ras de suelo? Para este simpático perro supongo que nuestro mundo habitual debe ser enorme, gigantesco, hiperbólico y, por qué no decirlo, muy incomprensible. Trasladado a los humanos, parece razonable que cuando sintamos que nuestra mirada sea poco elevada nos alcemos para ver el universo menos raro, más nítido, con las proporciones reales. El mundo es mucho mejor mirándonos todos a la misma altura.