El color rojo del vestido de la novia despertaba la curiosidad de todo el que pasaba. Por su parte, la elegancia del novio no dejaba indiferente a las mujeres que paseaban por la zona y que se detenían junto a la pareja para contemplar el espectáculo. Hay fotos que son inolvidables y esta es una de ellas. Un enlace es una ocasión especial para una pareja; por eso es obligatorio un álbum fotográfico para regocijo de los propios contrayentes, familiares y amigos. Si quieres impresionar a tus amistades, triunfarás si eliges el Acueducto de Segovia como histórico tapiz para tus fotos más especiales.