Segovia es sinónimo de cultura. Sus museos, calles y plazas son espacios ideales para cualquier manifestación artística. La ciudad acogió la muestra “Génesis”, del brasileño Sebastião Salgado, uno de los grandes fotógrafos del mundo, Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Más de setenta y cinco mil personas visitaron esta exposición, ubicada en el paseo isabelino de El Salón, uno de los lugares más bellos de Segovia. La muestra estaba integrada por 38 fotografías, todas en blanco y negro, de territorios alejados de la influencia del mundo moderno: gigantescos desiertos y tierras heladas de la Antártida, cordilleras imponentes o bosques tropicales; también animales en su hábitat, desde pingüinos, leones marinos y ballenas en el Antártico y el Atlántico Sur hasta leones, ñúes y elefantes de África. También había espacio para el hombre: imágenes de tribus que viven en espacios naturales recónditos, seres humanos alejados del mundo moderno. Una gran exposición para aprender fotografía y para ser conscientes de la enorme belleza de nuestro planeta.