Brillan los pétalos de las rosas de la Residencia de Santa Cruz la Real. Ha llovido toda la noche y las gotitas no quieren evaporarse. La luz del sol las devolverá al cielo.