Cuando el ambiente es hostil y las huellas de tu camino desaparecen, estate atento porque siempre hay alguien que nos guía. Si en la nieve no aciertas con el sendero, sigue a aquel que avanza con determinación, pero solo hasta que le camino esté despejado; entonces debes encontrar tu camino. Recuerda las palabras del escritor español Lorenzo Silva: “Cada uno tiene su camino, nunca vayas por el camino de otro”.