¡No le toques ya más, que así es la rosa! Este poema de Juan Ramón Jiménez es quizá uno de los más breves de la historia de la literatura española. Las fotografías, los textos, los versos, nuestra manera de vivir, así deberían de ser: tocados por la sencillez.