Doy un efecto circular a la foto. Tengo la sensación de recluir a esta mujer en algo similar a un pequeño planeta, y me acuerdo del Principito, prisionero en un asteroide un poco más grande que una casa. Los medios de comunicación regularmente nos anuncian el descubrimiento de nuevos planetas y hay astrónomos eruditos que siguen discutiendo sobre la finitud o infinitud del universo. En estos días de invierno, con el cielo raso poblado de estrellas, mirar al cielo e intentar comprender su magnitud me desconcierta ¿Por qué reflexionar sobre algo tan inabarcable cuando ni siquiera somos capaces de mirar hacia nuestro mundo interior? No es buena idea que menosprecies tu mundo interior, ya tendrás tiempo de pensar en las estrellas y de explorar el universo.