Comenzó la primavera con tiempo revuelto. En Segovia podemos pasar de jornadas con un intenso calor a unos días lluviosos y a la vuelta del frío invernal. No hay que bajar la guardia. Ya lo dice un refrán español: “Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo”. Aunque suban un poco las temperaturas y se alarguen los días no es conveniente que guardes en el armario la ropa de invierno: la primavera si no está loca no es primavera.