¿Cómo no te vas a hacer una fotografía en un sitio tan maravilloso como la Plaza Mayor de Segovia? El ego de la gente normal se manifiesta a diario en las populares autofotos. Los selfies son epidemia en las redes sociales y nos hemos acostumbrado a que el narcisismo de las personas ya no tenga límites. Además el usuario cuenta con una red social tan potente como Instagram, donde se suben cada día 70 millones de fotos. En estos tiempos que corren, hacerse un selfie y subirlo a internet es casi una obligación. Solo un consejo, si quieres pasar inadvertido evita utilizar los omnipresentes brazos extensibles para las autofotos. Los «paloselfi» dirán mucho de ti.