La Catedral de Segovia se alza sobre el tranquilo paisaje rural, es visible desde varios kilómetros. La torre tiene 88 metros de altura y en su momento fue la más alta de España. Su imponente silueta clavada en el horizonte da la bienvenida al viajero.