Siempre me ha cautivado la mirada atenta de los perros. El británico John Ruskin, afamado escritor de la época victoriana, dijo que “en la mirada de cada animal hay una débil imagen y un destello de humanidad, un brillo de luz extraña a través del cual su vida observa nuestro gran misterio de tener el mando sobre él”.