Su nombre es Tania Veeravalli, una joven estudiante preuniversitaria de la India que reside en Singapur, domina varios idiomas y posee un expediente académico fuera de lo normal para alguien de su edad. Forma parte del grupo de dieciséis talentos internacionales que, convocados por IE University cada año, se reúnen en Segovia y Madrid con el fin de hacer propuestas y diseñar su universidad ideal. En una pausa de las clases, me acerqué a Tania y después de presentarme, le pregunté que si podía fotografiarla: tenía unos ojos enormes y la viveza en la mirada que solo poseen las personas inteligentes. Tania ya ha entrado en mi archivo de movilgrafías y en mi blog, pero ¿es posible fotografiar la inteligencia? Yo creo que sí.