La inscripción “Tanto Monta”, emblema de Fernando de Aragón, puede verse en muchos de los rincones del antiguo convento de Santa Cruz la Real de Segovia, hoy sede de IE University. Este mote heráldico aparece en buena parte de los edificios construidos en los siglos XV y XVI durante el reinado de Isabel y Fernando, los monarcas que unificaron las coronas de Aragón y Castilla. En 1475, los Reyes Católicos habían firmado la concordia de Segovia, un tratado que establecía que el poder sobre Castilla recaía en Isabel, mientras que para Fernando el poder se establecía para Aragón. Cada uno tenía símbolos distintos: las flechas atadas con una cuerda representaban a Isabel, mientras que el yugo gordiano identificará a Fernando. El lema “Tanto Monta” equivale a “Lo mismo da” (deshacer el nudo a que cortarlo con la espada); la segunda parte, “Monta Tanto Isabel como Fernando” fue añadida por Antonio de Nebrija y desde entonces fue muy popular: ni los mejores publicistas de ahora hubieran ideado un emblema tan eficaz para representar la unión de dos reinos; es quizás el primer mensaje de puro marketing que impulsó la conquista de un Imperio.