Tener sentido de la geometría: es un concepto que intento aplicar cuando fotografío una escena. Otros lo llaman momento decisivo. No es fácil, a veces no consigo disparar en el momento justo, pero lo intento; todo es cuestión de práctica. Mientras callejeo descubro líneas y flechas que me ponen en alerta ante una posible fotografía. Solo queda esperar a que la escena se llene de alguna manera: aparece un sujeto, se queda quieto y me mira. Es el momento de darle al click. Ya tengo la fotografía.