Toda la tarde nevó sobre la ciudad. Hay gente que le gusta salir a la calle y disfrutar de la nevada, ver la caída de los copos y contemplar cómo la ciudad se va blanqueando poco a poco. Otros prefieren esperar en casa a que las nubes descarguen. Si la nieve regresa, no lo dudes, lánzate a la calle: Segovia de blanco es realmente hermosa.