Los almendros ya florecen en los alrededores del campus de IE University. Dejamos atrás un invierno exigente, frío y lluvioso. Ahora todo brilla más: es el inicio de la primavera; tengo la sensación de que la luz invade todo, los días se apagan más tarde y la gente sale más a la calle, a pasear a media tarde y por la noche, que sigue siendo fresca pero agradable . La primavera también ilumina el carácter de la gente; ahora parece que estamos todos más alegres y dispuestos. No quiero ser impertinente, pero el mal tiempo en Segovia no se va de cualquier manera: todavía nos queda una nevada copiosa.