Un fino estilista diría que hay razones para que un hombre se deje bigote; de hecho, un buen mostacho puede ser una opción estética que todo hombre que presuma de ser moderno debe considerar. Durante el mes de noviembre, la mejor razón para dejarse crecer el bigote es sumarse a la campaña solidaria promovida por un grupo de estudiantes de IE University, que recoge el testigo de un movimiento que se desarrolla en todo el mundo con el fin de concienciar a la población sobre las enfermedades masculinas, particularmente del cáncer de próstata. Movember (juego de palabras entre las palabras mostacho y noviembre, en inglés) nació en Melbourne (Australia) y en poco más de diez años se ha convertido en un movimiento global en el que han participado millones de personas. Los participantes se afeitan el 31 de octubre y no volverán a hacerlo hasta finales de noviembre. Los chicos de IE tienen su propia página en Facebook y un equipo en la web de Movember España, donde puedes hacer tu donativo. En la foto, Víctor Beckers, uno de los estudiantes impulsores de la iniciativa en la universidad.